SEGRE

MIRALCAMP

La nueva guardería de Miralcamp, parada desde hace nueve meses

El consistorio busca financiación para retomar la obra, que incluye el Centro Cívico

Recurre a un crédito de 300.000 euros para pagar lo ya ejecutado

Les obres del futur equipament estan paralitzades per falta de finançament.

Las obras del futuro equipamiento están paralizadas por falta de financiación. - H.C

Creado:

Actualizado:

En:

Las obras de la nueva guardería municipal y el Centro Cívico de Miralcamp están paralizadas desde el pasado mes de junio por falta de financiación para continuarlas. Los trabajos, impulsados por el anterior equipo de gobierno (Ara Miralcamp-AM), están ejecutados en un 40% y el ayuntamiento ha contratado un crédito de 300.000 euros para pagar lo ya construido.

El alcalde, Melcior Claramunt, apuntó que este equipamiento, con un presupuesto de 987.400 euros, se inició sin contar con fondos suficientes y tampoco se habían solicitado subvenciones públicas para pagarlo. “Al inicio del mandato nos encontramos que no había liquidez suficiente para seguir con las obras y quedaron paralizadas”, explicó. No obstante, añadió que la voluntad del equipo de gobierno actual es retomar los trabajos “cuando se pueda” y culminar la nueva guardería y el centro cívico. Para reanudar las obras, el ayuntamiento ha solicitado ya subvenciones al departamento de Educación y está pendiente de la convocatoria del plan de obras y servicios de la Generalitat, prevista para este año.El primer edil apuntó que el consistorio se reunirá con la constructora para establecer un posible calendario de obras en el momento en el que disponga de liquidez. Añadió que la prioridad será terminar primero la guardería municipal y después destinar cualquier ayuda de Derechos Sociales para el nuevo centro cívico.

Polémica por la ubicación, en una zona de equipamientos deportivos

La ubicación de este equipamiento, en una parcela de 555 metros cuadrados al lado del campo de fútbol, suscitó cierta polémica entre los vecinos. Parte de ellos no la veían como la mejor opción, ya que está alejada de la zona escolar y en una parcela “pequeña”, que limita cualquier posibilidad de ampliación. El consistorio hizo una modificación urbanística para que los terrenos, calificados como suelo para actividades deportivas, pudiesen acoger este equipamiento. También se modificó el proyecto porque no se evaluó la afectación de servicios.

tracking