SEGRE

URBANISMO SUELO RESIDENCIAL

Reactivan en Lleida un plan parcial para construir unas 1.200 viviendas entre Balàfia y el Secà

El Incasòl, junto con promotores privados y de acuerdo con la Paeria

Forma parte de una zona de expansión cuya urbanización fue aprobada inicialmente en 2007 pero quedó paralizada por la crisis

Vista de part dels terrenys que formen part d’aquest pla.

Vista de algunos de los terrenos que forman parte de este plan. - GERARD HOYAS

Creado:

Actualizado:

El Institut Català del Sòl, (Incasòl) ha iniciado conversaciones con otros propietarios de los terrenos y con el ayuntamiento para reactivar un plan urbanístico en las afueras del barrio de Balàfia en el que están previstas unas 1.200 viviendas. Así lo confirmó a este diario la teniente de alcalde responsable de Urbanismo, Begoña Iglesias, que señaló que esta área, denominada SUR 19, es una de las zonas urbanizables cuyos propietarios han comenzado en los últimos meses trámites para impulsar su desarrollo. La iniciativa del Incasòl, que depende de la Generalitat, obedece a que es uno de los principales propietarios de esta área. 

Los terrenos afectados por este plan están ubicados al final de Balàfia, entre la avenida Alcalde Porqueres, las piscinas de este barrio, el pabellón Juanjo Garra y las piscinas del Secà, en el entorno de la calle Jordi Solé Tura. La parte que ahora quieren impulsar el Incasòl y otros promotores es uno de los sectores en los que está dividido el SUR 19, ya que este cuenta con una superficie de 40 hectáreas y puede acoger hasta 3.100 pisos, de acuerdo con el planeamiento vigente. 

De hecho, el ayuntamiento aprobó en verano de 2007 un plan parcial que incluía la totalidad de los terrenos y que era el mayor de la ciudad. Sin embargo, el estallido de la crisis inmobiliaria pocos meses después provocó que su urbanización quedara aparcada. 

Ahora, el hecho de que Lleida sea una de las ciudades catalanas donde la oferta de vivienda es menor en relación a la demanda es uno de los factores que ha propiciado esta reactivación. Mientras, también continúa adelante la tramitación del plan para urbanizar 16,8 hectáreas entre Balàfia y Pardinyes –el área SUR 20- en las que podrán edificarse hasta 926 viviendas. El avance de este plan ya recibió el visto bueno de la Paeria en el anterior mandato. Tal como publicó este diario, incluye los terrenos situados entre la calles Oriol Martorell y Vidal i Codina y prevé la construcción de un vial de ronda entre Pardinyes y Balàfia. 

Otro sector cuyos propietarios han comenzado a plantear su desarrollo, aunque según fuentes municipales de forma más embrionaria, es el que comprende por un lado los terrenos situados más allá de la iglesia de Montserrat en Ciutat Jardí y por el otro, una parcela situada entre la prisión y Onze de Setembre.

El interés por revitalizar este plan llega después de que la zona de expansión de Ciutat Jardí en el entorno de Agrónomos y hasta la iglesia de Montserrat haya sido una de las que ha concentrado la actividad inmobiliaria de la ciudad en los últimos años, así como la implantación de nuevas actividades comerciales, de restauración y de ocio. La última de ellas ha sido la apertura del miníper Esclat de 4.000 metros cuadrados el pasado año, en una operación que conllevó desdoblar un tramo de la calzada de Rovira Roure.

tracking