SEGRE

SERVICIOS ENTIDADES

El barrio del Clot de Lleida tendrá una 'bressol' y el local social este mandato

La teniente de alcalde Carme Valls dice que son dos proyectos “claves y prioritarios”

“El barrio tiene déficit de equipamientos”

L’associació veïnal del Clot va celebrar ahir l’assemblea anual.

La asociación vecinal del Clot celebró ayer su asamblea anual. - AMADO FORROLLA

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El barrio del Clot y confluencias tendrá un local social y una escuela “bressol” este mandato. Así lo aseguró ayer la teniente de alcalde Carme Valls, que asistió a la asamblea anual de la asociación de vecinos, a la vez que reconoció que el barrio “tiene un déficit de espacios comunitarios evidente en relación a su población, que ronda las 17.000 personas”. Tanto la puesta en marcha del local social como la reapertura de la “bressol” son compromisos del gobierno y que está contemplado en el Plan de Acción Municipal y Valls reafirmó que serán una realidad. Respecto al local social, detalló que “estamos ultimando el anteproyecto para hacerlo en los espacios anexos a la parroquia de Santa Maria Magdalena y ahora hemos acabado de solucionar los problemas de filtraciones de agua que había en la plaza del Clot”. En abril harán una visita técnica a las instalaciones de la parroquia.

Respecto a las escuela “bressol”, Valls recordó que en el pasado mandato se cerraron las dos que había en el barrio y aseguró que “la intención del gobierno es reabrir una de ellas, primero debemos analizar dónde, pero tenemos claro que será una realidad”. En este sentido, la teniente de alcalde remarcó que tanto la reapertura de la “bressol” como el local social “son dos proyectos clave para el Clot, que será uno de los barrios prioritarios para el gobierno en este mandato”. Por su parte, la presidenta vecinal del Clot, Montse Salvatella, señaló que la última información que recibieron sobre el local social “era que se había fijado una partida para el presupuesto de este año, pero nada más, y es un proyecto que debería avanzar con celeridad, porque es una necesidad para el barrio, se debería empezar a hacer alguna cosa lo antes posible”.En cuanto a los problemas de inseguridad que la asociación denunció hace meses, Salvatella admitió que ha aumentado el control policial, y aunque todavía hay problemas en el entorno de la plaza del Treball y la calle Pi i Margall, la Guardia Urbana ya está vigilando la zona.

tracking