SEGRE

LLEIDA

Grupo Jorge aparca su inversión de 12 millones en el Pla de Vilanoveta en Lleida

La solicitud de licencia ha caducado después de que desistiera de continuar con su tramitación

Preveía un centro de distribución para sus productos cárnicos

Imatge d’arxiu de la zona de l’estació ferroviària del Pla de Vilanoveta.

Imagen de archivo de la zona de la estación ferroviaria del Pla de Vilanoveta. - JORDI ECHEVARRIA

Creado:

Actualizado:

En:

La empresa cárnica Grupo Jorge, propietaria del matadero de Mollerussa, ha aparcado el proyecto de construir un centro de distribución en la estación ferroviaria de mercancías del Pla de Vilanoveta, en Lleida. Según ha podido saber este diario, la solicitud de licencia que había presentado en su día ante el ayuntamiento para poder llevar a cabo las obras ha caducado después de que haya renunciado a seguir adelante con su tramitación. La Paeria informó, en una jornada sobre transporte por tren celebrada en la Cámara de Comercio en diciembre de 2022, que la inversión presupuestada en esta actuación era de 12 millones y que estas instalaciones debían servir para transportar la producción de sus mataderos del Pla d’Urgell y de la Franja por toda Europa aprovechando la conexión ferroviaria con Tarragona y Barcelona. Fuentes municipales señalaron días atrás que esperan que no se trate de una renuncia definitiva, sino de un cambio de prioridades de la empresa y que más adelante pueda llevarse a cabo.

La estación del Pla de Vilanoveta, que estuvo años inactiva, está operativa desde 2019, cuando Railway SLU, filial de la compañía Maersk –un gigante mundial del transporte, especialmente el marítimo- se instaló con la previsión de que fuera el punto de salida de cerca de 15.000 contenedores anuales. La terminal vivió otra transformación, en este caso de pérdida de patrimonio histórico, en abril de 2022, cuando Adif, ente gestor de las infraestructuras ferroviarias, derribó el histórico edificio de su estación, de estilo novecentista. Esta demolición no requería permiso del ayuntamiento porque el inmueble aún no estaba catalogado como bien de interés histórico y artístico y las obras de la red ferroviaria están exentas de la licencia municipal. Adif se limitó a comunicar a la Paeria que ejecutaría el derribo porque la estación estaba en estado de ruina.

tracking