SEGRE

EUROPA DEL ESTE CONFLICTO BÉLICO

Putin promete vengar el atentado en Moscú, reclamado por Estado Islámico, y culpa a Kyiv

Detenidos once implicados en el ataque, entre ellos los cuatro supuestos terroristas, y la cifra de muertos sube a 133

Ucrania acusa al Kremlin de usar el caso para impulsar la movilización de rusos al frente

Una família russa deixa flors en un memorial als morts en l’atemptat a la capital de Rússia.

Una familia rusa deja flores en un memorial a los muertos en el atentado en la capital de Rusia. - EFE

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, prometió ayer “venganza” para los autores e implicados en el atentado terrorista del viernes por la noche en una sala de conciertos en las afueras de Moscú, que se ha cobrado ya la vida de al menos 133 personas, una cifra que va en aumento conforme avanzan las labores de búsqueda y rescate. Aunque Estado Islámico reivindicó el mismo viernes la autoría del ataque, Putin obvió estas declaraciones y apuntó a Ucrania, al asegurar que los terroristas “estaban preparados para ser trasladados hacia territorio ucraniano”.

“Rusia identificará y castigará a todos aquellos que han preparado el ataque. Todos los autores, organizadores y los que encargaron este crimen recibirán un merecido e inevitable castigo, sean quienes sean e independientemente de que los hayan enviado”, dijo Putin en un breve mensaje televisado, en el que aseguró que los autores del ataque “no tienen futuro”.

La Policía rusa intercepta a los terroristas en un coche en el que habría armas y pasaportes de Tayikistán El grupo yihadista es responsable de al menos 15 atentados en Rusia, y este ha sido el más mortal

El jefe del Kremlin aseguró que las autoridades rusas ya han detenido once personas, cuatro de ellas por su implicación directa en el atentado, el mayor que ha sufrido Rusia desde la matanza de Beslán, hace veinte años. Además, sostuvo que los cuatro terroristas detenidos “intentaron darse a la fuga y se dirigían a Ucrania”, donde “les habían preparado una ventana del lado ucraniano para cruzar la frontera”. El Kremlin se limitó a indicar que estos fueron interceptados cuando iban en un Renault Symbol de color blanco cuando supuestamente se dirigían hacia Ucrania. Según la agencia de noticias rusa TASS, la Policía halló en el vehículo una pistola, un cargador para un fusil de asalto y pasaportes de Tayikistán.Entretanto, los bomberos todavía estaban ayer buscando víctimas entre las zonas devastadas por el incendio en el edificio en el que se produjo el ataque, que habrían provocado los asaltantes tras lanzar supuestamente granadas incendiarias.La Presidencia ucraniana niega categóricamente que Kyiv tenga algo que ver con el atentado en territorio ruso, refutación respaldada por EEUU. El ministerio de Exteriores de Ucrania acusó a Moscú de usar el atentado como excusa para “promover un estado de histeria anti-ucraniana en la sociedad rusa y crear condiciones para impulsar la movilización de ciudadanos rusos hacia la agresión criminal” contra Kyiv. De su lado, el Gobierno de Tayikistán pidió esperar a que las autoridades rusas verifiquen la nacionalidad de los arrestados y reclamaron evitar un estallido de represalias contra sus ciudadanos en el extranjero.Entretanto, cientos de personas crearon memoriales con flores y fotos en memoria de los fallecidos en múltiples ciudades de Rusia. Además, miles de moscovitas acudieron a centros médicos para donar sangre para los más de un centenar de heridos.

La organización yihadista Estado Islámico publicó ayer a través de su canal propagandístico Amaq una fotografía de cuatro hombres con los rostros pixelados a los que identifica como los “atacantes de Moscú”, en relación con el atentado terrorista del viernes contra el pabellón de eventos Crocus City Hall. El comunicado de Estado Islámico describe el atentado como “un duro golpe” contra “miles de cristianos” reunidos en la sala de conciertos del pabellón. El atentado se produjo en el preámbulo de un concierto de la banda de rock rusa Piknik, y varios medios precisan que podía haber hasta 6.200 personas en la sala de conciertos, ya que las entradas estaban agotadas.

Los atentados en suelo ruso por parte de Estado Islámico no son algo nuevo. El grupo yihadista empezó a reivindicar acciones en Rusia en 2015, algunas de ellas sin víctimas y otras con varios muertos, como el ocurrido en los Urales en 2017, cuando la explosión de un edificio de viviendas dejó 39 fallecidos. Concretamente, Estado Islámico ha reivindicado o sido responsable de al menos 15 ataques en Rusia entre 2015 y 2019, el último año en que se registró una acción del Daesh hasta la de este viernes en Moscú. El de la sala de conciertos Crocus City Hall de Moscú es el más mortal contabilizado desde entonces, pero las acciones del grupo yihadista en Rusia han ido desde el asesinato de policías, la matanza de fieles en una iglesia, una explosión en un supermercado, tiroteos o un lobo solitario acuchillando a viandantes en la ciudad siberiana de Surgut.

La comunidad internacional condena el ataque de forma unánime

La comunidad internacional ha condenado de forma unánime el atentado cometido el viernes en la sala de conciertos Crocus City Hall, a las afueras de Moscú. Desde Naciones Unidas, la Unión Europea o la Unión Africana, pasando por los gobiernos de Alemania, China, India o Japón, el rechazo ha sido resonado con contundencia contra atentado terrorista. También el Departamento de Estado de EEUU condenó el atentado en Moscú, y aseguró que el día 7 había emitido una alerta informando que su Embajada en Rusia estaba “monitoreando reportes” sobre los “planes inminentes” de un grupo extremista para atacar “grandes conglomeraciones en Moscú”.

El Kremlin anuncia avances en suelo ucraniano en la región de Donetsk

El ministerio de Defensa de Rusia informó ayer de avances en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, y aseguró que ha tomado la localidad de Krasnoye. Además, el Kremlin informó de bombardeos de la aviación y la artillería contra las posiciones ucranianas en Lugansk, y aseguró haber repelido doce “contraataques” en el este de Ucrania. Entretanto, los servicios secretos británicos aseguraron que los recientes ataques ucranianos contra refinerías rusas “probablemente han afectado al menos al 10 por ciento” la producción rusa de combustible. “Las reparaciones podrían implicar un tiempo y unos fondos considerables”, destacó.

tracking