SEGRE
El 65,6% de los españoles quiere eliminar el cambio de hora, aunque el 70,9% prefiere el horario de verano, según el CIS

La transición al horario de verano llega a finales de marzo. 

Publicado por
Redacció

Creado:

Actualizado:

Este 2024, la transición al horario de verano se llevará a cabo durante la noche del sábado 30 al domingo 31 de marzo. En este proceso, los relojes se adelantarán una hora, pasando de las 02.00 a las 03.00 horas en la península y de las 01.00 a las 02.00 horas en las Islas Canarias. Este ajuste horario, aunque "roba" una hora de sueño, busca aprovechar mejor las horas de luz natural y disminuir el consumo de energía eléctrica.

La práctica de modificar el horario dos veces al año en España se remonta a 1918, cuando se implementó como medida para enfrentar la escasez de carbón durante la Primera Guerra Mundial. Desde entonces, este cambio se ha mantenido con el objetivo de maximizar la luz natural durante las horas laborales, contribuyendo así a una menor dependencia de la iluminación artificial.

Sin embargo, esta medida ha generado controversia a nivel europeo. A pesar de la propuesta inicial de la Comisión Europea de eliminar los cambios de hora estacional, proyectando que 2019 sería el último año con esta práctica, la falta de consenso entre los Estados miembros ha mantenido la tradición hasta el día de hoy.

El inicio oficial del verano, marcado por el calendario astronómico, se sitúa el 20 de junio a las 22.51 horas este 2024. Este período se caracteriza por un aumento en las temperaturas y en las horas de luz solar, haciendo que el cambio horario de marzo sea especialmente relevante. Aprovechar al máximo la luz del día tiene implicaciones positivas tanto para el bienestar individual, permitiendo disfrutar de más actividades al aire libre, como para la eficiencia energética a nivel nacional.

El debate sobre la eficacia y necesidad del cambio de hora persiste. Mientras que sus defensores argumentan que alinea mejor nuestras actividades diarias con las horas de luz, reduciendo así el consumo de energía en iluminación, los críticos señalan los trastornos que puede causar en los biorritmos de las personas, además de cuestionar su real impacto en el ahorro energético.

La propuesta de la Comisión Europea de eliminar el cambio horario estacional buscaba abordar estas controversias, pero la falta de un acuerdo unánime entre los países miembros ha postergado cualquier cambio. 

tracking