SEGRE

MUNICIPIOS CELEBRACIONES

Más de 50 pueblos pagan 'tarifa plana' a la SGAE por|para la música en las fiestas

Algunos ponen fin de esta manera a años de litigios y reclamaciones por parte de la entidad

Concierto en el campo de fútbol de Torregrossa en el festival Hands Up el pasado verano.

Concierto en el campo de fútbol de Torregrossa en el festival Hands Up el pasado verano.

Creado:

Actualizado:

Un total de 55 pueblos de Lérida se han acogido a una ‘tarifa plana’ que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ofrece como medio para liquidar las tarifas que esta gestora de derechos de autor cobra por|para la música de fiestas y conciertos. Algunos de estos consistorios han puesto fin así a años de reclamaciones y litigios con la entidad.

Más de cincuenta pueblos de Lérida pagan una tarifa plana a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por|para los derechos de autor de la música que acompaña fiestas y actos públicos. Se trata de acuerdos anuales que suponen a los ayuntamientos entre 315 y 1.903 euros, en función del número de habitantes de cada localidad y de sí liquidan la cuota en una sola vez o de forma fraccionada. Algunos de estos municipios han dejado atrás así años de reclamaciones y litigios con la SGAE que, en al menos media docena de casos, se han saldado con sentencias condenatorias que los han obligado a pagar a la entidad hasta 21.000 euros. Esta tarifa plana se implantó en el 2015 como resultado de un acuerdo con la SGAE, la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios para facilitar los pagos de pueblos de hasta 3.000 habitantes, que en Lérida son 207. Los 55 que se acogieron a esta forma de pago a lo largo del 2016 suponen uno de cada cuatro. Así lo explicó el delegado territorial de la entidad en Cataluña, Xavier Ribó, que indicó que este acuerdo cubre “actos gratuitos y subvencionados en parte, cuyo coste no se sufraga con la recaudación en taquilla.” Las sardanas y el teatro se cobran aparte, puntualizó. Algunos de los ayuntamientos que se han acogido a esta tarifa señalan que resulta más barato que pagar por|para cada acontecimiento y que simplifica el trabajo de liquidar las tarifas de la SGAE.

Entre los que no lo han hecho, apuntan que a duras penas celebran actos con música, de manera que no les sale a cuenta pagar la tarifa fija anual. Los unos y los otros coinciden en señalar que la gestora de derechos de autor actúa con celo y minuciosidad a la hora de averiguar cuándo suena música en un espacio público. “Recogen información de carteles, folletones|folletines y publicaciones donde aparecen programas de fiestas”, explicó el alcalde de la Granadella, Carles Gibert. “También la recogen de los promotores de conciertos”, señaló el primer edil de Arbeca, Joan Simó. “Cuando vienen a verte, ya saben lo que hay”, añadió. Los dos municipios mantuvieron años atrás litigios con la SGAE por|para el pago de la música.

Locals recurren a música fuera del catálogo de la SGAE para evitar tener que pagar a la gestora de derechos

CLAVES|CLAVOS|LLAVES

  • Simplificar pagos: La tarifa plana es el resultado de un acuerdo del 2015 entre la SGAE con la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios para facilitar pagos de ayuntamientos por|para la música en fiestas y conciertos.
  • Ayuntamientos y entidades: Esta tarifa plana cubre las tarifas a los ayuntamientos y también la que ponen asociaciones y otras entidades del municipio, como comisiones de fiestas, por|para la música que utilizan para amenizar celebraciones y actos públicos.
  • Las sardanas se pagan aparte: Las sardanas son el único género musical que no se incluye en esta tarifa anual. Fuentes de la SGAE explicaron que eso se debe al hecho de que estas composiciones tienen su propia tarifa bonificada.
  • Juicios y sentencias en contra: En los últimos años, ha habido reclamaciones por parte de la SGAE en ayuntamientos, que en algunos casos han acabado en sentencias judiciales que han obligado municipios como la Granadella, Arbeca y Bellaguarda, entre otros, a pagar entre 6.982 y 21.000 euros.
  • Otras polémicas en Lérida: La condena en el hospital Montserrat de Lérida para no pagar a la SGAE por|para los televisores en las habitaciones en el 2014 y reclamaciones el año pasado a comercios de la capital del Segrià que exigen el pago de derechos de autor por|para el hilo musical en los locales han sido|estado objeto de polémica.
  • Uno de cada cuatro pueblos: La SGAE ofrece la posibilidad de acogerse a la tarifa plana en los pueblos de hasta 3.000 habitantes, que en Lérida son 207. Los 55 pueblos que han optado suponen uno de cada cuatro en las comarcas leridanas.
  • Precios y formas de pago: Se trata de acuerdos anuales y la tarifa a pagar varía en función del número de habitantes de cada municipio y de la forma de pago: puede hacerse en una sola vez o en dos, y el precio final puede oscilar entre 315 y 1.903 euros.

Música libre en tiendas, bares y peluquerías Poner música que no forma parte del catálogo de la SGAE es la alternativa que han adoptado en los últimos años cada vez más comercios, peluquerías y establecimientos de hostelería a las comarcas de Lérida para esquivar los pagos a la entidad gestora de derechos de autor sin tener que dejar los locales en silencio. Para hacerlo, lo habitual es recurrir a listas de piezas musicales cuyos derechos de autor han expirado y han pasado a ser de dominio público, y de compositores que las han publicado a través de internet bajo licencias que autorizan el uso gratuito. Diferentes empresas ofrecen este servicio de hilo musical libre de derechos para establecimientos abiertos al público, algunas de las cuales con un aparato específico para reproducirlas. Aunque las piezas musicales sean de uso gratuito, los que ofrecen este catálogo cobran para hacerlo un abono mensual o anual. Eso sí, a precios que acostumbran a ser bastante inferiores a las tarifas de la SGAE.

"Pagamos menos y no se tienen que revisar facturas"

El ayuntamiento de Arbeca se resistió durante años a pagar la Sociedad General de Autores y Editores por|para la música que acompañaba celebraciones y actos públicos. Las reclamaciones de la entidad acabaron en los tribunales y, finalmente, sentencias judiciales obligaron al consistorio a pagar unos 21.000 euros por fiestas y actos públicos celebrados entre el 2000 y el 2006. “Tanto si tienen razón como si no, comprobamos que la ley los asiste”, señaló el alcalde, Joan Simó, que explicó que el municipio se acogió a la tarifa plana tan pronto como se implantó, el año 2015.

Desde entonces, añadió al primer edil, “pagamos menos que antes y nos ahorramos tener que revisar facturas para liquidar los pagos”. Ahora abonan unos 1.300 al año a la entidad en un único pago, cuanto antes oscilaban entre 2.000 y 3.000 euros anuales.

Concierto en el campo de fútbol de Torregrossa en el festival Hands Up el pasado verano.

Concierto en el campo de fútbol de Torregrossa en el festival Hands Up el pasado verano.

tracking