SEGRE

Profesiones sin profesionales: alertan que todos los oficios manuales sufren esta situación

Las patronales alertan de que esta situación afecta ya a todos los oficios que comportan un trabajo manual y ven necesario impulsar más la FP

Sindicatos opinan que hay que subir sueldos en hostelería y comercio y adecuar los ciclos formativos a las necesidades del mercado laboral

Alumnes de l’institut Caparrella en una classe pràctica d’electricitat divendres passat.

Alumnos del instituto Caparrella en una clase práctica de electricidad el pasado viernes. - AMADO FORROLLA

Publicado por
Lleida

Creado:

Actualizado:

Cada vez son más los oficios que dan la voz de alarma porque tienen serias dificultades para encontrar trabajadores. El presidente de Pimec Lleida, Jesús Torrelles, coincide con el diagnóstico que hizo el pasado miércoles su homólogo de la Coell, Josep Maria Gardeñes, y señala que ocurre “en cualquier sector en que se trabaje con las manos y no sea el funcionariado”. 

Para solucionarlo, valora que “deberíamos ser capaces de ofrecer las mismas prestaciones, o la administración pública ofrecer menos” a los funcionarios. En todo caso, afirma que los sueldos de los oficios donde falta más personal “suben solos” a causa de la alta demanda que mantienen, ya que muchos de ellos son esenciales.

Los sectores de la construcción y las instalaciones son de los más afectados. El presidente de la Agrupación de Instaladores de Servicios de la Construcción de Lleida (Agrisec), Francisco Grau, señala que un peón cobra unos 1.300 euros al mes y un oficial puede ganar más de 2.100. Apunta que “ahora tenemos más medios” para reducir el esfuerzo físico, pero “seguimos estando estigmatizados”. Asimismo, cree que la FP “no está funcionando” porque hay ciclos que no llenan sus plazas, y señala que cuando empiezan a trabajar, todos los instaladores deben hacer un curso de riesgos laborales que considera que debería incluirse en la FP.

Al respecto, Torrelles valora que “la FP es el futuro” y se debería incentivar más, y lamenta que “a muchas familias les sabe mal que sus hijos cursen un ciclo formativo porque mantienen la mentalidad de que la vida les irá mejor si estudian una carrera universitaria, pero es probable que acaben cobrando menos que un fontanero”. También advierte de la falta de relevo generacional con la que muchas empresas se están encontrando, y considera un “error” que varias, sobre todo las de instalaciones de líneas de alta tensión, busquen personal en países extranjeros, la mayoría de América del Sur. “Los trámites para traerlos son muy largos, de unos ocho meses, y se tienen que formar”, explica. 

La secretaria general de CCOO en Lleida, Cristina Rodríguez, considera que hay que diferenciar entre sectores. Así, dice que en hostelería y comercio lo que se necesita es subir los sueldos e indica que a veces hay contratos de media jornada en los que se trabaja a jornada entera. Añade que los establecimientos hosteleros que “pagan lo que toca” sí que encuentran personal, aunque en el Pirineo hay un problema añadido que es la falta de vivienda. 

Por lo que respecta a oficios tradicionales, afirma que sí hay una falta de personas que se quieran dedicar a ellos, y cree que en parte es porque no hay ciclos formativos específicos ni tampoco FP dual. Señaló que desde el Fórum Secore, que integra a patronales y sindicatos, “estamos haciendo un mapa de las especialidades que se necesitan y reclamaremos al departamento de Educación que las potencie y que donde no pueda llegar el sector público lo complemente el concertado y privado”.

Por su parte, su homólogo de UGT, José Luis Aguilà, entiende que el problema es que “hay un excedente de mano de obra sin formación y, en cambio, falta de cualificada”. Añade que hay que actuar a través de la FP y también de políticas activas de ocupación del SOC formando a trabajadores. Subraya la paradoja de que falta personal en muchos sectores pero a la vez haya un 11% de paro crónico, por lo que insta a actuar para formar y reinsertar a estas personas en el mercado laboral.

Controversia sobre si la mayoría de los jóvenes quieren ser funcionarios

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Lleida (Coell), Josep Maria Gardeñes, señaló este miércoles que “más del 80% de personas quieren ser funcionarias” como una de las razones de la falta de personal en oficios tradicionales (como carpinteros, fontaneros, electricistas, agricultores, ganaderos o trabajadores de la sanidad y del sector servicios), pero también en profesiones más modernas (como los informáticos). 

La patronal de los talleres de automoción también afirmó esta semana que la mayoría de estudiantes que están de prácticas en los talleres prefieren hacer oposiciones para ser funcionario. Por su parte, el presidente de Pimec Lleida, Jesús Torrelles, valora que “la administración pública hace competencia desleal porque las empresas no pueden garantizar los mismos beneficios sociales”. 

Asimismo, considera que “debería ser más fácil despedir a los funcionarios que no valen para su trabajo, pero nadie se atreve a hacerlo y no es natural”. También señala que en el Estado “hay un problema de absentismo laboral” que se agrava en los trabajos que dependen de la administración pública. Mientras, Cristina Rodríguez, de Comisiones Obreras, afirma que “no comparto para nada” la opinión de los responsables de patronales de Lleida cuando afirman que el 80% de los jóvenes quieren ser funcionarios. 

Además, dice que “en la administración del Estado no encuentran gente”, punto en el que coincide José Luis Aguilà, de UGT.Rodríguez apunta que el problema son los salarios que se cobran en muchos sectores. “Hoy en día, un titulado en Derecho que comienza a trabajar de abogado cobra poco más de mil euros y entonces es lógico que se plantee la opción de opositar”, manifiesta. Por su parte, Aguilà señala que “lo del 80% es una exageración total”, y además remacha que si la administración no sabe transmitir lo bien que trabajan sus empleados y lo mal pagados que están “es que tiene un problema muy grande”.

tracking